Calculadora de IMC para mujeres

El Índice de Masa Corporal sirve para determinar si una persona tiene sobrepeso o un peso normal. Las mujeres suelen utilizar la calculadora de IMC más a menudo que los hombres. El motivo de ello es que las mujeres están comparativamente más atentas a las cuestiones de salud. Y, a pesar de ello, muchas mujeres padecen diferentes problemas de salud a causa del sobrepeso.

No obstante, el Índice de Masa Corporal (IMC) no solo se utiliza en lo relativo a la salud. No son pocos los casos en los que las mujeres basan su peso adecuado en el IMC. Por un lado, este índice sirve de indicador de un peso saludable. Por otro, el valor de medición también puede indicar los progresos en dietas y otros programas de adelgazamiento, p. ej. con la práctica de deporte. Con la calculadora de IMC para mujeres se pueden documentar bien estas evoluciones, siempre y cuando se recalcule el IMC periódicamente.

Calcular IMC

Calcular

El Índice de Masa Corporal de las mujeres

Para las mujeres, el peso es a menudo un tema omnipresente. Por ello, a menudo son las mujeres las que recurren al Índice de Masa Corporal para determinar si su propio peso en relación con su estatura es saludable o no. Cualquier mujer puede calcular fácilmente el IMC con la ayuda de una fórmula. Esta fórmula considera solo los dos factores «estatura» y «peso» de una mujer, por lo que resulta muy fácil de utilizar. Más cómodo es aún utilizar la calculadora de IMC para mujeres en la parte superior de esta página. El resultado del cálculo se puede interpretar de forma muy sencilla con la ayuda de una clasificación determinada. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha dividido el IMC en diferentes categorías, que abarcan desde el bajo peso hasta la obesidad mórbida. Podrá ver esta clasificación en la siguiente tabla.

Tabla de IMC

Clasificatión IMC
Bajo peso < 18,5
Peso normal 18,5 – 24,9
Sobrepeso 25 – 29,9
Obesidad de grado 1 30 – 34,9
Obesidad de grado 2 35 – 39,9
Obesidad de grado 3 ≥ 40
Una mujer sin problemas de peso en el yoga: La calculadora de IMC para mujeres ayuda..

Bajo peso según el cálculo del IMC:

Si el IMC calculado de las mujeres es inferior a los 18,5 kg/m², hablamos de bajo peso. Siempre y cuando el valor obtenido solo se aproxime a este valor límite, no hay que dejarse llevar por el pánico. No obstante, si el IMC está notablemente por debajo de los 18,5 kg/m², es indispensable tomar medidas. Un peso demasiado bajo implica a menudo riesgos para la salud. Al cuerpo le falta parcialmente la energía necesaria para mantenerse sano. Además, algunas funciones importantes pueden verse mermadas, como la fabricación de enzimas y hormonas. En caso de una clasificación clara en la categoría de bajo peso, debe reconsiderarse la alimentación que se ha llevado hasta ahora y debe incrementarse el aporte energético y calórico. Si el IMC de una mujer está muy por debajo de los 18,5 kg/m², debe acudirse a un médico.

Peso normal según el cálculo del IMC

Si la calculadora del IMC para mujeres da un valor entre los 18,5 kg/m² y los 24,9 kg/m², el peso se encuentra dentro del rango adecuado. Por tanto, la clasificación del IMC en este rango se denomina también peso normal. Muchas mujeres que intentan activamente alcanzar su peso ideal o adecuado pretenden obtener un valor dentro de este rango.

Detectar el sobrepeso en mujeres a través del IMC:

Lo que todas las mujeres quieren evitar a toda costa es una clasificación de su IMC en la categoría de sobrepeso y superiores. Hablamos de sobrepeso si el cálculo del IMC de una mujer arroja un valor entre los 25 kg/m² y los 29,9 kg/m². Un ligero sobrepeso no es algo necesariamente malo. Incluso hay estudios que afirman que la esperanza de vida de las personas con un IMC dentro de la categoría de sobrepeso es la esperanza de vida más larga desde un punto de vista estadístico. No obstante, cualquier mujer debe prestar atención a que su IMC no se desorbite e incremente demasiado. Por lo tanto, queda claro que: un sobrepeso excesivo es definitivamente malo para la salud y conlleva riesgos.

Obesidad – valores críticos del IMC para la mujer:

A partir de un Índice de Masa Corporal de 30 kg/m², la cosa se pone fea. A partir de este valor, hablamos de obesidad. Esta se define como un aumento de la grasa corporal superior a lo normal. Los términos alternativos son adiposis o también gordura. Ambas palabras reflejan que hay una proporción nociva entre el peso y la estatura.
A más tardar, cuando el IMC calculado da un valor que cae dentro de la categoría de obesidad, toda mujer debe adoptar las medidas necesarias. Se recomienda tanto un cambio consecuente de la alimentación como también un incremento del movimiento físico. La combinación de una alimentación saludable y mucho movimiento o deporte (en lo posible), se considera una medida óptima. Si el elevado sobrepeso se debe a un trastorno alimentario, debe buscarse ayuda psicológica.

Calcular el IMC para mujeres

Si no se quiere o puede recurrir a la calculadora de IMC para mujeres en Internet, resulta muy sencillo calcular el propio IMC. Para este cálculo solo se necesita el propio peso actual y la estatura. Todo lo demás se puede calcular fácilmente con la ayuda de la fórmula del IMC.

Calcular IMC

Si una mujer quiere calcular su IMC, tiene que dividir su peso en kilogramos (kg) por el la estatura en metros (m) elevada al cuadrado. A continuación, un pequeño ejemplo de demostración: Una mujer pesa 75 kg y mide 1,72 m de alto. El cálculo en este caso será: IMC = 75 kg / (1,72m * 1,72m). En dicho caso, el IMC es de 25,35 kg/m². La mujer del ejemplo se clasificaría en la categoría «Sobrepeso» porque su IMC es superior a 25 kg/m².

Críticas al IMC de las mujeres

Es habitual que el Índice de Masa Corporal reciba críticas. Estas críticas están dirigidas tanto al cálculo del IMC para hombres como para mujeres. Aunque es verdad que la clasificación en las categorías del IMC es específica según el sexo, pues las mujeres y los hombres tienen un porcentaje promedio de grasa corporal y masa muscular diferente, las mujeres muy deportivas o que entrenan mucho pueden tener una gran masa muscular, que tiene su efecto en el peso total. En dichos casos, las mujeres pueden acabar clasificadas en la categoría de sobrepeso, a pesar de que estén muy en forma y sanas. Por este motivo, el IMC debe utilizarse solamente como indicador aproximado de la relación entre peso y estatura. Finalmente, además del IMC, siempre tienen que tenerse en cuenta otros criterios a la hora de evaluar el peso saludable.